Izquierdistas autoritarios – Lorenzo Kom’boa Ervin [Traducción]

Mata al policía en tu cabeza

Es difícil saber dónde empezar con esta carta abierta para los muchos izquierdistas europeo-americanos (Marxista-Leninista y Marxista=-Leninista-Maoísta, en particular) grupos dentro de los Estados Unidos de América. Tengo muchos asuntos con muchos grupos; algunos generales, algunos muy específicos. La forma en que esto es presentado puede verse disperso al principio, pero los invito a todos a leerlo y considerar cuidadosamente lo que he escrito en su totalidad antes de emitir algún juicio.

Fue V.I. Lenin quien dijo, “tomen de cada cultura nacional solo sus elementos democráticos y socialistas; nosotros los tomamos solo y absolutamente en oposición a la cultura burguesa y el nacionalismo burgués de cada nación”. Se puede argumentar que la afirmación de Lenin en el contexto Amerikkkano actual es de hecho una postura racista; quién es él (o los Bolcheviques mismos) para hacer juicios de alguien: particularmente desde que los privilegios de tener piel blanca son un factor predominante dentro del contexto del estilo de opresión amerikkkano. El privilegio limitado en la sociedad capitalista es un factor primordial en la creación y mantenimiento de la ideología burguesa en las mentes de muchos blancos de varias clases en los EEUU y otros lugares del globo.

¿Cuándo las  luchas legítimas o movimientos por liberación nacional y de clase, han tenido  que “pedir permiso” a algunas “autoridades” intelectuales eurocéntricas que pueden haber visto hambre y brutalidad, pero nunca la han experimentado ellos mismos? Donde hay opresión, hay resistencia…punto. La auto-defensa es un derecho humano básico que como personas negras hemos ejercido una y otra vez, tanto de manera violenta como no violenta; una realidad dialéctica e histórica que ha mantenido a muchos de nosotros vivos hasta este punto.

Asumir que esta no era la intención de Lenin, y asumir que todos ustedes verdaderamente mantienen el socialismo/comunismo alrededor del mundo, entonces la pregunta que debe hacerse: ¿Por qué cada “vanguardia” dominada/liderada por blancos en los EEUU ha, de hecho, hecho exactamente lo opuesto a lo que Lenin proclama/recomienda cuando se trata de interactuar con negros y otras personas de color?

¿Alguno de ustedes  se ha sentado y pensado seriamente por qué hay tan pocos de nosotros en sus organizaciones; y al mismo tiempo por qué las formaciones socialistas no-blancas/comunistas, particularmente en la comunidad Negra, son tan pocas y están tan aisladas? Tengo algunas ideas…

I. Un análisis fundamentalmente incorrecto del rol de la izquierda blanca en los últimos treinta años de derechos civiles a la lucha de la Liberación Negra…

Por mucho, grupos tales como el Partido Panteras Negras, el Comité Coordinador de Estudiantes No-violentos, la Liga Revolucionaria de Trabajadores Negros, el Movimiento Americano Indio, y el Movimiento de Independencia de Puerto Rico “establecieron el estándar” para no únicamente comunidades de color pero también para elementos revolucionarios en la comunidad blanca.

Todos los grupos anteriores fueron aplastados cruelmente; sus miembros encarcelados o asesinados. Muy pocos grupos blancos de izquierda resistieron contra la masacre de COINTELPRO apoyando a esos grupos, con excepción de las células clandestinas más pequeñas. De hecho, muchos grupos, como el Partido Progresivo del trabajo y la Unión Revolucionaria (ahora conocida como el Partido Revolucionario Comunista, EEUU) vieron la represión de grupos que admiraban, y a la vez despreciaban, como una oportunidad para afirmar su propia versión de “liderazgo de vanguardia” en nuestra población.

Lo que fallaron en reconocer (y lo que muchos de ustedes por lo general fallan en reconocer) es que “liderazgo de vanguardia” se desarrolla, no aparece “mágicamente” a través de afirmaciones predicadas dogmáticas, para facilitar el crecimiento de auto organización  de Negros (y blancos) (el “liderazgo de vanguardia” de las masas Negras mismas y todas las demás, se nutren de alianzas social/política enraizadas en principio), en lugar ellos buscan tanto derribar como dividir sus membresías entre ellos y contra ellos hasta que el grupo o los grupos sean liquidados, estas prácticas parasitarias y paternalistas continúan hasta el día de hoy.

La única razón por la que cualquier tipo de principio de unidad existió antes de la represión a larga escala, es porque la las formaciones lideradas por Negros no tenían ilusiones de los blancos radicales o sus políticas; y no tenían problema con sacar la mierda viva de ellos si empezaban a actuar estúpidamente. Noten también que la mayoría de los blancos radicales que siguieron con la lucha real y organizaciones reales, y fueron de hecho confiables y respetados por nuestra gente, están aún activos…¡o aún en prisión!

II. El concepto de izquierda blanca de “partido de vanguardia”…

Tal arrogancia por parte de la izquierda blanca es en parte una parcela para sus ideas y prácticas vanguardistas. Más que buscar alianzas de principios con personas y grupos no-blancos, buscan convertir a su marca de partido particular de teología política rígida bajo el argumento de “unidad”.  Tiene sentido que muchos de ustedes hablen de “unidad Negro/blanco” y “lucha fuerte contra el racismo” en términos vagos, y con tal falta de certeza en sus voces; o forzadas exageradamente que parece artificial.

Otro argumento contra las tendencias vanguardistas en individuos o entre grupos es la creación de sectarismo y cultismo organizacional entre grupos y dentro de los grupos. Karla Marx mismo luchó incansablemente contra el sectarismo dentro del movimiento de la clase trabajadora de la Europa del siglo XIX. También fue un luchador leal contra esos que intentaban empujar su persona hacia un estatus de casi dios, declarando una vez su frustración “les aseguro, señores, que yo no soy marxista”. Podría argumentarse desde este punto de vista que la izquierda blanca “vanguardista” en los EEUU hoy en día es en general, por una definición que tiene raíz  en  la práctica del día a día de Marx mismo, anti-Marx, y por ende, anti revolucionaria.

Como sus negocios pequeños en promedio, los proclamados a sí mismos “vanguardistas” compiten entre sí así como contra las personas mismas (blancas y no blancas; acusándose de provocadores, oportunismo, y/o poseer “la línea incorrecta” cuando de hecho la mayoría, (si no es que todos) son provocadores, oportunistas, y están fundamentalmente equivocados.

La naturaleza de la competencia capitalista demanda que tales métodos y tácticas sean utilizados en su totalidad con el fin de “ganar” en los negocios mundiales;  la izquierda blanca ha de hecho adaptado estos métodos y tácticas a su propia forma de organización, reinventando activamente y reforzando las mismas relaciones sociales, políticas y económicas con las que claman estar en contra; teniendo éxito en minar las fundaciones básicas de su teoría general y todas las variantes de esa teoría.

¿O es este fenómeno parte y parcela de su teoría? En el volumen cuatro de las obras de V. I. Lenin, Lenin mismo afirma que el “socialismo es capitalismo de estado”. ¿Están todos solo siguiendo ciegamente un “mapa” fechado que está vastamente fuera de contexto para empezar; sin entendimiento real de sus obras?

Al mismo tiempo, podría observarse que ustedes son meramente producto de su ambiente: relejo de comunidades y familias alienadas y hostiles de donde muchos emergen. La sociedad americana les ha enseñado l principio de “sobrevivencia del más fuerte” e “individualismo áspero”. Y ustedes tragaron esas doctrinas como la leche de su madre.

Porque la izquierda blanca se rehúsa a combatir y rechazas tendencias reaccionarias en sus propias cabezas y entre ellos mismo (ustedes mismos), y porque ellos (ustedes) se rehúsan a ver cómo la cultura blanca tiene raíces firmes en el capitalismo e imperialismo, rehusándose a rechazarlo más allá de apropiaciones culturales superficiales (por ejemplo; “atrapadores de sueños” de Nativos americanos colgando de sus espejos retrovisores, usando Adidas o Nike con cordones gruesos y pantalones Levi’s  o Dickies de tallas enormes al estilo “LA sag”, intentos burdos den encajar exagerando, insultando abusando de la jerga “da hood”, etc.), ustedes de hecho reinventaron las relaciones sociales  racistas y autoritarias como producto final de su llamada “teoría revolucionaria”; lo que llamo supremacía blanca de Izquierda.

Este trágico dilema está compuesto por, y encuentra algunas de sus raíces iniciales en su análisis generalmente ahistórico y lleno de deseos de relaciones Negro/blancas en los EEUU; así como definiciones rígidas y dogmáticas de “socialismo científico” o “comunismo revolucionario”, basado en un contexto eurocéntrico. Por lo tanto, se espera que abracemos estos valores “socialistas” de la cultura invasora/conquistadora, más que los “tradicionales valores amerikkkanos” de sus reaccionarios oponentes; ¡como si nosotros no poseyéramos nuestros propios valores “socialistas”, con raíces en nuestras propias realidades diarias y culturales! ¿No era el Partido Panteras Negras “socialista”? ¡Qué hay de Railroad Underground; nuestros ancestros (y sí, incluso algunos de ustedes) practicaban la “ayuda mutua” entonces cuando la mayoría de los teóricos revolucionarios europeos estaban aún hablando de ello como si fuera un ideal noble y lejano!

Un ejemplo extremo del previamente mencionado pensamiento esperanzado en lugar de un verdadero análisis de las dinámicas históricas y políticas actuales particulares de este país es un artículo de Joseph  Green titulado “Anarquismo en el Mercado” que apareció en el boletín “Voz Comunista” (Vol. #1, Número 4, 15 de  septiembre de 1995).

En éste, él afirma que el anarquismo no es nada más que una operación en pequeña escala llevada por individuos que inevitablemente llevará a la reintroducción de la explotación económica. También clama que “falla porque su  falla al entender  la relación de libertad  a actividad de masas refleja la ideología capitalista de cada persona por sí misma”. Él entonces ofrece un vago “plan de acción”; que los trabajadores debe confiar en la “organización de clase alrededor de la lucha de las masas”. Además, argumenta por la centralización de todos los medios de producción.

Claramente la ideología política de Green es de hecho una teología. Primero el anarquismo fue practicado en escala masiva más recientemente en España de 1936-39. Por mucho (incluyendo  Marxista Leninista” las organizaciones de  la clase trabajadora española tales como CNT (Confederación Nacional del Trabajo) y la FAI (Federación de Anarquistas de Iberia) asimilaron verdadero poder de los trabajadores y de hecho mantuvieron viva a la gente durante una guerra civil masiva.

Su principal fracaso fue a novel militar, y parcialmente a nivel ideológico: (1.) No llevaron una pelea continua contra la falange fascista con intención de eliminarlos de la faz de la Tierra. (2) Subestimaron la traición de sus “aliados” Marxistas-Leninistas (e incluso algunos de sus “aliados” anarquistas), quienes después se unieron con el gobierno liberal para destruir los colectivos anarquistas. Algunos miembros del CNT incluso se unieron al gobierno en nombre de un “frente común contra el fascismo”. Y (3.), no pasaron suficiente tiempo desarrollando realmente sus redes fuera del país en caso de que necesitaran armas, suministros, o un lugar para buscar refugio rápidamente.

Además de dejar fuera esos importantes hechos, Green también omite que hoy en día la mayoría grupos de apoyo a prisionero en EEUU son de corriente o influencia anarquista. También deja fuera que los anarquistas son generalmente los más solidarios y se involucran en asuntos de fondo como los sin techo, brutalidad policial, actividad  Klan/Nazi, asuntos de soberanía de Nativos, defensa [física] de mujeres, clínicas de salud, prevención de abuso sexual, derechos de los animales, ambientalismo y asuntos de libertad de expresión.

Green después ataca “apoyan el realismo capitalista por un lado y son soñadores anarquistas por el otro”. Lo que falla en entender es que el movimiento será influenciado mayormente por quienes hacen trabajo práctico alrededor de las luchas cotidianas., no por quienes que escupen retóricas vacías sin bases en la realidad porque ellos mismos (como Green) son fundamentalmente incapaces de practicar lo que predican. Cualquier teoría que no pueda, en lo más mínimo, ser demostrada en escala miniatura (considerando la realidad actual de las limitaciones económicas, sociales y militares impuestas por la supremacía de la sociedad capitalista/blanca)en la vida diaria no vale la pena una discusión seria por su dogma rígido del peor tipo.

Aún si pudiera “mostrar y probar”, su sistema propuesto está condenado a repetir las prácticas caníbales de Josef Stalin o el Pol Pot. Mientras la planificación de estado puede acelerar el crecimiento económico nadie desde Lenin a Mao, a Green mismo ha lidiado realmente con la relación de poder entre la clase trabajadora y las “revoluciones” de la clase media quienes se apropian el poder del estado “en beneficio” del último. ¿Cómo pueden  usarse los métodos de organización de la burguesía Europea, “construcción de partido [jerárquico]” y “apropiándose el poder estatal” y no esperar que este método de organizar personas no tome las características reaccionarias de lo que se supone busca eliminar? Después está la cuestión de afirmar la voluntad autoritaria de unos sobre otros (las tácticas usuales de reclutamiento de la izquierda blanca pretendiendo atraer miembros Negros).

En un punto en el artículo de Green clama que las relaciones sociales  anarquistas toman las características opresivas de la ideología capitalista en la que tienen sus raíces. ¿En serio? ¿Qué hay de las características capitalistas de los radicales blancos ahistóricos  de saberlo todo, quienes pueden de manera efectiva afirman las relaciones sociales capitalistas opresivas cuando utilizan una estructura partidaria vertical (especialmente cuando es utilizada contra poblaciones minoritarias)? ¿Qué hay de la reafirmación del patriarcado (o abuso mental y físico real) en las relaciones interpersonales; especialmente cuando una estructura organizacional permite y premia de hecho relaciones sociales opresivas?

¿Cuál es la diferencia cualitativa entre un partido burocrático que usa su posición para robar a las personas (además de dejar un estilo de vida neo-burgués; privilegio derivado de la posición oficial de uno y justificado por otros miembros quienes hacen lo mismo? Y, potencialmente, ¿deriva del color de su piel en el contexto amerikkkano) y un miembro colectivo que roba a su comunidad local? La mayor diferencia es que el burócrata puede ser solamente removido del partido, la gente (una vez más) no tiene voz real en el asunto (al menos que las personas mismas tomen armas y expulse al burócrata de su partido); el miembro colectivo puede recibir un castigo derivado de las tradiciones verdaderas de la clase trabajadora, cultura y valores de la clase misma, más que eso que es interpretado por los llamados “revolucionarios profesionales” sin vínculos reales en ese comunidad particular. Esto es un concepto muy importante, incluso muy básico para que la izquierda blanca considere cuando trabaje con personas no blancas  (quienes, por cierto, son la verdadera “vanguardia” en los EEUU; los trabajadores Negros en particular. Revisen la historia, en particular los últimos treinta años de ella); por ejemplo control directo de la comunidad.

Esta demanda se ha vuelto central en lo últimos treinta años en la medida que hemos visto la creación de la élite Negra de marionetas liberales y conservadoras (negrosie) de la estructura blanca de poder, quienes hablan a la gente, los pocos a quienes se permitió tener éxito porque asumieron la ideología del opresor. Pero ellos también se han vuelto cada vez más impotentes, en la medida en que el giro hacia la derecha en las muchas áreas del gobierno estatal y federal han tomado les ha mostrado el poco poder político que tenían.  Así  mismo, no tenemos control directo sobre las instituciones vecinas como capitalistas, dejando fuera trabajadores; al menos los trabajadores blancos tienen medios de producción que potencialmente podrían apropiarse. Pequeños restaurantes y tiendas o clínicas de salud fundadas por la federación y servicios sociales en el barrio difícilmente cuentan como empresas “capitalistas Negras”, ni son ninguna de estas cosas particularmente liberadores por sí mismas.  

Pero los blancos radicales, la izquierda blanca de los EEUU en particular, pasan un difícil momento lidiando con la realidad en  que las personas Negras siempre han conseguido sobrevivir, a pesar de las mejores y peores intenciones de la  mayoría de la población. Continuaremos sobreviviendo sin ustedes y podemos hacer nuestra revolución sin ustedes (o contra ustedes) si es necesario; no nos hablen de “lucha continua”, la vida diaria de los trabajadores no blancos son un testimonio del verdadero significado de lucha continua, tanto en los EEUU como a nivel global. Su incapacidad y falta de voluntad para aceptar el hecho de que nuestra lucha  es paralela a la suya, que al mismo tiempo muy específica, y será culminada exitosamente cuando nosotros como personas, como clase trabajadora Negra del continente Norteamericano, decidamos que hemos alcanzado completa libertad (como se define por nuestra historia, nuestra cultura, nuestras necesidades, nuestros deseos, nuestras experiencias personales, y nuestras ideas políticas, es por mucho la principal razón porque la izquierda blanca es tan débil en este país.

Además, esta barcaza de  basura que se hunde de izquierda americana está jalando veleros políticos liberales con ellos, particularmente las facciones más pequeñas, anti-autoritarias dentro del abrigo blanco de nación mismo y los pocos individuos [no dogmáticos, y no ritualistas] dentro de los hoy partidos Marxistas-Leninistas que desean sinceramente escapar del revisionismo viejo, cansado de su particular partido “revolucionario’.

Esta aparente “posición compuesta”, junto con muchas otras posiciones compuestas en su “pensamiento”, ayudan a revelar el profundo aislamiento y alienación de la izquierda blanca de la comunidad Negra como un todo y sus activistas. Aún, muchos de ellos continuarían afirmando de corazón y de forma retardada que pertenecen  a una comunidad simplemente porque viven en un barrio Negro o porque las oficinas de su partido se localizan ahí.

El aislamiento y alienación  de la izquierda blanca fue revelado aún más profundamente en las críticas de la Marcha del  Millón en Washington. Al final, la mayoría de las críticas  de los blancos de izquierda terminó siguiendo los más atrasados elementos del Partido Republicano; algunos tan claros como el hacer eco de lo dicho por el Senador de mayoría Bob Dole, quien comentó el día después de la marcha “no puedes separar el mensaje del mensajero”. Otros repitieron las palabras del líder de la Casa Newt Gingrich, quien tuvo el valor de preguntar “¿en dónde falló su liderazgo?”

¿Desde cuándo se espera que sigamos el “liderazgo” de amerikkka blanca; la izquierda, la derecha o el centro sin algún tipo de coerción brutal? ¿Dónde está la ventaja para nosotros en “seguir” a cualquiera de ellos a cualquier lugar? ¿Qué han hecho cualquiera de ellos por nosotros últimamente? ¿Dónde está el ejemplo de “mejor” liderazgo de cualquiera de las tendencias políticas jerárquicas (de cualquier clase o ideología) en los EEUU y a quiénes benefician exclusivamente y explícitamente? Ninguno de ustedes se interesó particularmente en nosotros antes que nos rebeláramos en 1992 ¿Por qué el repentino interés? ¿Qué quieren de nosotros esta vez?

Pocos, si acaso, de los principales diarios pro-revolución de izquierda en los EEUU dio un recuento preciso de la marcha. Muchos de ellos argumentaron que solo la pequeña burguesía Negra asistió. Todos ellos manifestaron que a las mujeres se les había “prohibido” asistir, a pesar de que se reportó ampliamente el hecho de que nuestras hermanas estaban ahí en grandes números.

“Notas de MIM” (el Movimiento Maoísta Internacional) reconocen que los trabajadores blancos NO son la clase de “vanguardia”: tal vez porque ellos mismos están tan profundamente alienados de la comunidad Negra en su lado de los muros de prisión y tienen que confiar en la información de la corriente masiva de información, cortesía del Washington Post. Y correctamente alienados están; ¿quiénes en su sano juicio de hecho creen que un pequeño y “secreto” culto de blancos radicales  pueden (o debieran) “liderar” las masas de personas no blancas a su/nuestra libertad? Lo que sea que estas personas estén fumando, ¡no quiero! Tengo que decir, como quiera que sea, que MIM es de hecho el menos adicto a dogmas de todo el ambiente de izquierda que he conocido; pero adictos al dogma al final.

Ayudé a organizar en el área de Seattle la Marcha del Millón. Las mujeres Negras fuertes que conocí tenían toda la intención de ir. Ninguno de los hombres siquiera consideraron detenerlas, menos sugerir que no fueran. Seguro, el NOI pasó el mensaje del Ministro Farrakhan de que era marcha “solo de hombres”, pero apenas se discutió y generalmente se ignoró.

Los comités organizadores locales de la Marcha del Millón de Hombres (L.O.C’s) dieron a las varias facciones de izquierda de Negros un foro para presentar ideas y conceptos a secciones enteras de nuestra población quienes no estaban familiarizadas con “marxismo”, “anarquismo”, “Kwame Nkrumah”, “George Jackson”, “El Programa de los Diez Puntos”, “lucha de clases”, etc.

También se nos dio la oportunidad de iniciar con el reclutamiento de alguno de los miembros del capítulo local NOI en la lucha ideológica basada en clase junto con la participación de la comunidad local. Por supuesto fue imposible para la izquierda blanca saber algo de esto; más prueba de su profundo aislamiento y alienación. Al tiempo, a pesar de nuestras propias diferencias ideológicas menores, acordamos en un punto: no era de su incumbencia o incumbencia del resto de la población blanca. Cuando nos organizamos entre nosotros, lo consideramos un “asunto de familia”. Cuando tenemos conflictos también es un “asunto de familia”. Otra vez, no es de su incumbencia al menos que te digamos lo contrario. ¿Te gustaría que nos metiéramos en una acalorada discusión familiar que estuvieras teniendo con un ser amado y empezáramos a decirte que qué pensar y qué hacer?

Esto me trae a dos asuntos que me han molestado desde enero de 1996. Ambos comentarios me los hizo un miembro de las Mujeres Radicales en la conferencia de  Organización Internacional Socialista en la Universidad de Washington. La primera afirmación fue: “No reconozco a las personas Negras como una ‘nación’ como lo hago con las personas nativas.”

Mi primer pensamiento fue “¿quién carajos eres tú para juzgar acerca de una auto-definición que tiene raíces en nuestro sufrimiento colectivo a través de la historia de este país?

Ella podría también unirse al ala derecha de revisionistas del Holocausto; ya que es precisamente lo que hace, la negación del holocausto negro desde 1555 hasta el presente (junto con una negación paralela, por ende, del genocidio contra otras naciones no blancas dentro de EEUU). Nuestro nacionalismo emergió como una defensa contra [tu] racismo blanco. La diferencia entre nacionalistas revolucionarios Negros (como Huey P. Newton y el Partido Panteras Negras) y los nacionalistas culturales (como Farrakhan  y la Nación del Islam) es que nosotros vemos nuestro nacionalismo como una herramienta específica para defendernos de grupos e individuos como esta persona ignorante, como como un medio único o exclusivo de liberación.

Reconocemos que tendremos que atacar elementos burgueses entre nuestra gente tan vigorosamente como luchamos contra los supremacistas blancos (“izquierda” “centro” o “derecha”). La diferencia es que nuestra burguesía (me refiero a la negrosía) solo es poderosa dentro de la comunidad; no tienen poder contra la estructura de poder blanca sin nosotros, ni tienen el poder generalmente sin la bendición de la estructura blanca de poder misma. Nuestra tarea, entonces, es unirlos con nosotros contra un enemigo común mientras al mismo tiempo se socava (y eventualmente se elimina) su inherente influencia reaccionaria.

La segunda estupidez que salió de sus labios mostraba su preocupación por nuestro apoyo a negocios propiedad de Negros. Le señalé que si de hecho hubiera estudiado su Marxismo-Leninismo, vería que su existencia va de la mano de la teoría Marxista de que la revolución los podría hacerse una vez que el capitalismo estuviera completamente desarrollado. Ella regresó con la crítica, “bueno, estarás esperando un largo tiempo para que eso suceda”.

Una vez más, si tan solo hubiera estudiado Marxismo-Leninismo sabría que Lenin y los Bolcheviques también tuvieron que lidiar con esta pregunta, la economía Rusa era predominantemente agrícola, y su clase burguesa pequeña. Decidieron seguir con el humor y sentimientos de los campesinos y trabajadores industriales en ese momento particular en la historia: ¡apropiarse los medios de producción y distribución de todas formas!

¿Quién dice que no haríamos lo mismo? Los participantes de la rebelión LA (y otros), a pesar de su falta de entrenamiento en “teoría política de izquierda radical” (además de ser predominantemente Negros, Latinos o basura blanca pobre en Amerikkka), lo medio entendieron,; se apropiaron los medios de distribución, distribuyeron los productos de su trabajo [colectivo], y después quemaron las instalaciones hasta los cimientos. Si, hubo muchos problemas con los eventos de 1992, pero mostraron nuestro potencial para progresos futuros.

Autonomistas Negros finalmente rechazaron el vanguardismo porque, al igual que la izquierda blanca [así como los elementos del movimiento Negro revolucionario] ha demostrado que erosiona y eventualmente destruye las frágiles ataduras que unen las alianzas de principio necesarias entre grupos en individuos que se necesitan para alcanzar las numerosas tareas asociadas con luchar exitosamente y construir un movimiento fuerte, diverso y revolucionariamente viable.

La mayoría de la izquierda blanca es ampliamente rechazada, no respetada y no confiable por nuestra gente porque fallan miserablemente en este punto. ¿Cómo puedes afirmar ser “socialista”  cuando de hecho eres anti social? ¿Cómo se distinguen todos ustedes de la mayoría de su gente, en términos prácticos, concretos de principios?

III. Zero apoyo a facciones no blancas por la izquierda blanca.

Siempre he encontrado esto particularmente preocupante; todos ustedes quieren nuestra ayuda, pero no quieren ayudarnos. Quieren marchar hombro a hombro con nosotros contra el gobierno y quienes lo apoyan, pero no quieren que tengamos una fundación política o material sólida propia para no sólo ganar la lucha contra el estado de  supremacía blanca pero también reconstruir nuestras comunidades en nuestro beneficio a nuestro gusto.

Dejen a los Marxistas blancos proporcionar apoyo material incondicional (sin ataduras) a las facciones no blancas cuya ideología corre paralela a la de ellos, y dejen a los anarquistas blancos proporcionar apoyo material incondicional (otra vez, sin ataduras) a las facciones en comunidades de color que tienen ideologías y metas paralelas. Obviamente, esa atadura que nunca  puede ser evitada es aquella de la dura realidad económica; si tú no tienes los fondos, no puedes hacerlo.  Eso es justo y lógico, pero si tú estás pagando esas cantidades exorbitantes de proyectos y eventos que suman poco más que masturbación ideológica y cultismo organizacional mientras nosotros hacemos el trabajo práctico de nuestros bolsillos o de un pequeño presupuesto entre nosotros, me parece que una dosis saludable de crítica y autocrítica y reordenamiento de prioridades está a la orden por parte de ustedes “revolucionarios profesionales” de la izquierda blanca.

Si la vanguardia de la “izquierda blanca” está renuente a apoyar en lo material trabajo práctico hecho por facciones revolucionarias no blancas, entonces no tienes por qué mostrar tu cara en nuestros barrios. Si ustedes “misionarios marxistas” insisten en venir a nuestros barrios predicando el “sermón” de Marx, Lenin, Mao, etc, lo menos que podrían hacer es “pagarnos” por la molestia. Ciertamente no nos has ofrecido mucho más, eso es útil.

En su favor, los anarquistas blancos y anti autoritarios de izquierda han sido por lo general de apoyo de la lucha Negra en comparación; Autonomía Negra y proyectos relacionados en particular. De hecho, en octubre de 1994 en un acto de ayuda mutua y solidaridad en Filadelfia, sucursal de los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW) imprimieron el primer número de Autonomía Negra (1,000 ejemplares) gratis. Uno de sus miembros de hecho se molestó un poco cuando se le preguntó cuánto se le debía por el trabajo impreso. En agradecimiento (y en línea con nuestros intereses de clase), nos aliamos con la sucursal de Fili y otros en la lucha dentro del IWW contra los elementos más conservadores de la “silla revolucionaria/ sociedad histórica” dentro de su cuerpo nacional administrativo.

El ex prisionero político, miembro del SNCC, Pantera Negra, y autonomista (anarquista) Negro Lorenzo Kom’boa Ervin reconoce el duro trabajo de grupos anarquistas en Europa y Marxistas no vanguardistas y facciones anarquistas  en EEUU por ayudarlo en una exitosa campaña por la anticipada liberación de prisión después de 13 años de encarcelamiento.

De ninguna manera esperamos de ti o de nadie más que nos financie; lo que estoy ofreciendo es una sugerencia a aquellos de ustedes que sinceramente quieren ayudar; y un reto a aquellos que de hecho buscan “jugar a dios” con nuestras vidas mientras escupen retórica vacía y sin significado acerca de “justicia”, “libertad”, “lucha de clases”, y “solidaridad”. A aquellas personas les pregunto: ¿Tienen ideas, las ideas los tienen a ustedes? De hecho, una mejor pregunta podría ser: ¿piensan?

IV. Pseudo-análisis burgués de raza y clase.

Solo tiene sentido el hecho que el análisis de la izquierda blanca sobre raza y clase en amérikkka sería tan erróneo cuando eres rápido en juzgar a todos acerca de esto o aquello, pero con un miedo mortal a la auto crítica como medio para reafirmar ideas viejas, gastadas que fueron apenas pensadas para empezar y evadiendo una auto crítica real en general al acusar dogmáticamente a tus críticos de “persecución roja”. Claramente, eres tu quien “persigue rojos” en ustedes mismos; como dice el dicho, “Aquellos que viven en casas de cristal, ¡no deberían tirar piedras!” ¡La acción habla, la basura camina!

Alguna de las secciones más atrasadas de la izquierda blanca aún impulsan la vieja línea “¡gay, Negro, blanco, misma lucha-misma pelea!” Nada puede estar más alejado de la verdad. Seguro, todos nos enfrentamos al mismo “enemigo principal”: el estado racista autoritario y quienes lo apoyan; pero a diferencia de los  hombres blancos (hetero o gay) y con algunas minorías paralelas a las experiencias de mujeres blancas, nuestra opresión inicia en el nacimiento. Esta es algo en común que compartimos con las personas Nativas, Hispanos, Isleños del Pacífico y Asiáticos.

A medida que crecemos, pasamos de ser “lindos” a los ojos de la gran sociedad, a ser considerados “peligrosos” al momento en que somos adolescentes. Al momento que esto nos llega a casa día a día en varios escenarios sociales y circunstancias algunos de nosotros decide, en la frustración, darles a los tipos blancos lo que quieren creer; nos volvemos predadores. Esta dinámica se da en guetos, barros, barrios chinos, y reservas alrededor del país. Incluso aquellos de nosotros que elegimos no participar en actividades criminales, o no somos forzados a hacerlo, tenemos que vivir bajo este estigma. Además, nosotros como individuos aun somos vistos como “objetos” y nuestra comunidad como un “monolito”.

Entonces entramos en la fuerza de trabajo…esto es, si hay trabajos disponibles. Es ahí donde aprendemos que nuestra gente y otros no-blancos son “los últimos contratados, primeros despedidos”, que nuestros compañeros de trabajo blancos tiene por lo general miedo de nosotros o nos ven como “competencia”, y que la administración no vigila más de cerca que a otros trabajadores, mientras al mismo tiempo provocando controversias y competencia entre nosotros y otros trabajadores no-blancos. Aquellos de nosotros que son lo suficientemente afortunados para tener un sindicato pronto nos damos cuenta que los sindicatos son blandos en cuanto a racismo en el lugar de trabajo. Esto solo tiene sentido cuando aprendemos más adelante que los sindicato en EEUU son perros del capitalismo y apologistas de la administración, a pesar de su retórica “militante”.

Muchos de los trabajadores sindicalizados son blancos, reflejo de la mayoría del trabajo sindicalizado en EEUU; que constituye un 13% del total de la fuerza laboral. Es por esto que es tonto para la izquierda blanca balbucear acerca del “movimiento” laboral y acerca de cómo mucha de nuestra gente se está uniendo a sindicatos. Eso no es consuelo para nosotros cuando el desempleo Negro alcanza el 35% a nivel nacional; muchos de esos hermanos y hermanas viviendo en lugares donde el “desempleo permanente” es la regla más que la excepción, y muchos más que encuentran trabajo “no sindicalizado” en un callejón sin salida del servicio de la industria. Uno de cada tres o cuatro personas está atrapada en un lugar dentro del sistema de “justicia” criminal de EEUU: en prisión, bajo palabra, bajo trabajo condicional, esperando juicio, etc.

Sumado a esto, muchos trabajadores blancos apoyan las políticas racistas republicanas, tales como al candidato presidencial Pat Buchanan, quien promete proteger sus empleos a expensas de trabajadores no-blancos e inmigrantes. ¿Qué está haciendo la izquierda blanca o el sindicato acerca de todo eso?

No debería sorprendernos que la izquierda blanca aun predique un punto de vista economicista cuando se trata de trabajadores en general, y trabajadores de color en particular. Esta postura es evidencia no únicamente de su propia desviación de Marx, si no de Lenin, de acuerdo a sus propias y variadas (aunque similares) definiciones.

Lenin reconoció porqué la mayoría de los revolucionarios Rusos de su tiempo antepusieron una postura economista: “En Rusia,…la broma de autocracia aparece al primer vistazo para obliterar  toda distinción entre las organizaciones Sociales Demócratas y las asociaciones de trabajadores, ya que todas las asociaciones de trabajadores y todos los círculos de estudio están prohibidos; y ya que el principio y arma de manifestación de la lucha económica de los trabajadores, la huelga, se considera ofensa criminal (y algunas veces incluso política).”

En este país, la distinción entre las uniones comerciales y organizaciones es abundantemente clara (incluso en algunos grupos como el Partido Socialista de los Trabajadores (SWP) aun hacen distinción ellos mismos) y la primera contradicción dentro de la clase trabajadora es  la estratificación racial como arma de clase de la burguesía y los capitalistas contra la clase trabajadora en su conjunto.

Aún, la Izquierda blanca (junto con el resto de la clase trabajadora blanca) falla en ver su papel colaboracionista  en este proceso. Y esto viene de lo que dije antes en este escrito acerca de la necesidad de una crítica seria histórica y cultural entre toda la gente blanca (y no solamente las facciones colonialistas  de izquierda de la nación) que va más allá de las apropiaciones culturales o las altas proclamaciones dogmáticas de qué tan comprometidos están ustedes y su partido en cuando a la “equidad racial”. El siquiera considerarse “blanco” o llamarse a sí mismo “blanco” es un argumento PARA opresión de raza  y clase; miren a la historia de los EEUU y vean quien primero erigió esos términos “blanco” y Negro”, y por qué fueron creados en primer lugar.

Recuerdo el verano pasado, alrededor del cuatro de julio, tenía un miembro del SWP local tratando de decirme que la Guerra de Independencia americana había sido “progresiva”. ¿Progresiva para quién? Dígannos la verdad, ¿quién fueron los principales beneficiarios de la Revolución Americana? Ustedes saben la respuesta, todos la sabemos; solo un completo reaccionario mentiría a la gente, especialmente a estas alturas.

Howard Zinn, en su obra “Una Historia de los EEUU de las personas”, destaca como a principios del siglo XX el historiador Charles Beard descubrió que los cincuenta y cinco hombres que se reunieron en Filadelfia en 1787 para bosquejar la Constitución de EEUU “la mayoría de ellos eran abogados de profesión, muchos eran acaudalados, en tierras, en esclavos, fábricas o embarcaciones; la mitad de ellos tenía dinero acumulado a partir del interés, y que cuarenta de los cincuenta y cinco tenían bonos del Gobierno, de acuerdo a registros del Departamento del Tesoro de los EEUU. Así, Beard encontró que la mayoría de los hacedores de la Constitución tenían algún interés económico directo en establecer y gobierno federal fuerte: los fabricantes necesitaban tarifas protectoras; los usureros querían detener el uso de papel moneda para pagar deudas; los especuladores de tierras querían protección al tiempo que invadían tierras Indias; los esclavistas necesitaban seguridad federal contra las revueltas de esclavos y las huidas; los dueños de bonos querían un gobierno capaz de incrementar la masa monetaria a través de elevación de impuestos a nivel nacional, para liquidar esos bonos.

Beard notó que cuatro grupos no estaban representados en la Convención Constitucional: esclavos, sirvientes documentados, mujeres, hombres sin propiedad. Y por lo tanto la Constitución no refleja los intereses de estos grupos.” (Zinn, pg.90)

Acérquense a su privilegio de piel blanca (y la ideología y actitud(es) que este privilegio alimenta) y después descifra cómo combatir esas dinámica como parte de su lucha contra el estado y quienes lo apoyan. Sus continuas regresiones son un triste comentario cuando descubrimos la evidencia histórica que muestra que incluso antes del cambio de siglo algunos de sus ancestros dentro de la clase trabajadora blanca estaban empezando a dar los primeros pasos hacia un mayor entendimiento de su rol social como los sirvientes blancos del capital. Un zapatero blanco escribió en 1848:

“¡…no somos más que un ejército de pie que mantiene tres millones de nuestros parientes atados…Viviendo bajo la sombra del monumento Bunker Hill, demandando en el nombre de nuestra humanidad, nuestro derecho, y privando de  esos derechos a otros solamente porque su piel es negra! Hay alguna esperanza que Dios en su correcta rabia nos haya castigado forzándonos a beber la copa amarga de la degradación.” (Zinn, pg.222)

Podemos incluso ver la evidencia histórica del tiempo de Lenin. Antes de la publicación de su obra “Sobre Imperialismo”, W.E.B. Dubois escribió un artículo para la edición de mayo de 1915 del Atlantic Monthly titulado “Las Raíces Africanas de la Guerra” en el cual vívidamente describe cómo tanto ricos como pobres blancos se beneficiaron de la súper-explotación de personas no blancas:

“Sí, el ciudadano promedio de Inglaterra, Francia, Alemania, los EEUU, tenían un mayor estándar de vida que antes. Pero: ‘¿De dónde proviene esa nueva riqueza?’… Viene primeramente de las naciones más oscuras del mundo Asia y África, Sur y Centro América, las Indias Occidentales, y las Islas del Mar del Sur. No es más simplemente el precio del mercado, o el monopolio de la aristocracia, ni una nueva nación democrática compuesta de capital y trabajo unidos. (Zinn)

Aún, los auto-denominados “anti-racistas” de la izquierda continúan con su fijación infantil en el Klan, Nazis, y  milicias de extrema derecha. Grupos a los que dicen oponerse, pero de hecho demuestran tolerancia por sus prácticas. Pararse a cantar eslóganes baratos frente a una línea policial que separa manifestantes de nazis en una “demostración pacífica” es una contradicción en su forma más pura; ¡tanto la policía como los fascistas deben ser destruidos sin piedad! Como proclamó el anarquista español Buenaventura Durruti en 1936 “¡El Fascismo no para ser debatido, es para ser aplastado!” ¡No hay espacio para el compromiso o diálogo, excepto para pedirles la última cena y elegir el método de ejecución antes de pasar sentencia; e incluso eso es arbitrario!

De verdad, las consideraciones tácticas deben ser examinadas, pero si no podemos atraparlos ahí y entonces, no hay “regla” que diga no podemos seguirles y atacarlos cuando menos se lo esperen; excepto por la “regla” de los aspirantes a líderes de la izquierda blanca Marxista-Leninista de “vanguardia”quienes solo ven a los fascistas como competencia en su lucha para ver cuál set de “constructores de imperio” mandará sobre nosotros; los blancos  “buenos”  que nos regularon en la plantación>n de izquierda amerikkkana de los “gloriosos trabajadores estatales”, o los blancos “malos” quienes nos esclavizan hasta estar medio muertos y después se ríen al tiempo que nuestras cascarones gastados son arrojados a los hornos, seccionados para “propósitos científicos”, o colgados de postes y árboles. Ustedes tienen aún que mostrarme las diferencias cualitativas entre el estilo de dictadura supremacista blanco Klan/Nazi y su concepto de “dictadura del proletariado” en el contexto de este país en particular y su notoria historia. Hasta ahora, todo lo que he visto de ustedes es arrogancia en las coaliciones, juegos miserables de ventajas políticas, y rigidez ideológica/táctica.

Pretendamos por un minuto que una de los muchos aspirantes a vanguardistas se hace del poder político. En cada uno de sus programas, desde el RCP, USA a los incluso grupos más pequeños, menos conocidos hay una línea en alguna parte acerca de su partido en particular sosteniendo los puntos clave del poder de estado dentro de una “dictadura del proletariado”. ¿Han alguno de ustedes realmente considerado a qué suena eso a una comunidad sin poder real? ¿Esto significa que nosotros como personas Negras vamos a luchar y morir una segunda vez bajo su dictadura con el fin de tener igual acceso a empleo, viviendo, educación, universidades, oficina pública, posición en un partido, nuestras vidas privadas en general?

Mira nuestra historia; cien años después de la Proclamación de Emancipación (1960’s) aún estábamos muriendo por el derecho a voto, por el derecho a votar de manera pacífica, por el derecho a vivir  en paz y prosperidad dentro del contexto de dominación blanca y capitalismo. Hoy, después de todo eso, está claro que las masas de nuestra gente aún están mayormente sin poder; permanecemos sin poder aun cuando las escuelas públicas estaban siendo des-segregadas y muchas de nuestras élites eran elegidas en el Congreso y otras posiciones. El mismo estado racista autoritario que nos privó de humanidad ahora se proclamaba como nuestra primera línea de defensa de esas concesiones duramente ganadas en la forma tropas federales y “observadores” del FBI (quienes vieron cómo éramos golpeado, violados y/o asesinados) enviados para fortalecer el Acto de  Derechos Civiles e 1968 y el Acto de Derechos de Voto de 1965.

Como hemos visto desde entonces, lo que garantiza la estructura blanca de poder, lo puede (y hará) quitar; podemos señalar las decisiones recientes de la Suprema Corte acerca de la redistritación de voto como parte de nuestra evidencia. También podemos ver el problema de censura de correo y publicación en el sistema de prisiones de EEUU (estatal y federal) que ha vuelto a cazarnos desde el reto legal de la primera enmienda de 1960 al estado de Nueva York que fue ganada por el prisionero político y anarquista Negro/puertorriqueño Martín Sostre. Y después están los ataques al derecho de prisionero de demandar a un oficial de prisión, empleado, o institución, hecha por el Senado y la Casa.  ¿Denos una buena razón para creer que ustedes serán diferentes que estos “benevolentes” líderes e instituciones previas y actuales si por algún  golpe de suerte o milagro caen en el poder estatal?

¿No hay “garantías” contra la contra-revolución o revisionismo dentro de su partido/gobierno “revolucionario” dicen? Hay dos: armas, municiones, organización, solidaridad, consciencia política, y continua vigilancia de las masas de personas no-blancas y los verdaderamente simpatizantes, los pocos anti-autoritarios conscientes entre su población; o una revolución exitosa basada en la raíz de ideas políticas  anti-autoritarias que son culturalmente relevantes para cada etnicidad de la población pobre y de clase trabajadora en los EEUU. A juzgar por las actitudes generales y teorías expresadas por sus miembros y líderes, podemos estar seguros que se garantiza virtualmente que el espíritu de ‘Jim Crow’ puede y florecerá dentro de la “dictadura del proletariado” liderada por blancos Marxistas-Leninistas de EEUU. Me queda claro por qué siempre hablan de las revoluciones en China, Rusia, Vietnam, Cuba, etc; les provee una cubierta conveniente a todos ustedes (entiéndase: escapismo) para evitar una examinación seria de las faltas en su actual análisis así como el análisis histórico de los últimos treinta años de lucha en EEUU.

Estas son las únicas conclusiones que pueden sacarse cuando son tan obviamente hostiles a la idea de hacer el trabajo duro de confrontar sus propias tendencias racistas y reaccionarias. Cuando sus compañeros blancos intentaron levantar juntos un “taller Anti-Racismo” para miembros del Comité de Defensa Mumia de Seattle, muchos de ustedes mostraron apoyo (en la forma proclamaciones de “solidaridad” retórica vaga, dogmática y sin bases así como “compromiso a la equidad racial”) y después procedieron a no aparecerse. Sólo los dos organizadores iniciales dentro del SMDC y dos miembros de la coalición (no afiliados a ningún partido político) estuvieron ahí. No se equivoquen, no tengo ilusiones de que la gente blanca confronte su propio racismo; pero apoyo sus honestos intentos de hacerlo. Aquí tenemos una situación donde una brinco ideológico entre la izquierda blanca en Seattle puede haber iniciado; aún, la “vanguardia revolucionaria” que todo lo sabe y todo lo ve de la izquierda blanca estaba muy ocupada pasando su fin de semana particular sacándose la pelusa de sus ombligos. ¿Estamos ahorrando esa pelusa para la potencial escasez de alimentos que se dan durante y justo después de la revolución [es corrompida por el mal liderazgo de su particular partido autoritario, rígido y dogmático]?

V. La línea base es esta: ¡Auto-determinación!

Para muchos blancos de izquierda, esto significa que nosotros como gente Negra estamos exigiendo nuestra propia nación-estado separada. Algunas de nuestras facciones revolucionarias sí respaldan esa postura. Autonomistas Negros, rechazan nación-estado [para más información, referirse a la página 15 de cualquier copia del periódico de Autonomía Negra].

Sin importar si sí o no las masas Negras optan por una tierra separada en este continente o en África, seremos respetados como sujetos de historia y no como objetos que el estado, sus partidarios o la izquierda blanca decida hacer.

La respuesta a la “cuestión Negra” es simple: ¡No es una cuestión; somos personas, lidiarán con nosotros como tales o pelearemos con ustedes y el resto de la nación de colonizadores blancos…por todos los medios necesarios! ¡No seremos intimidados o dominados por nadie nunca más!

Demasiadas veces en el curso de la historia Americana (y mundial) nuestra gente ha peleado y muerto por el sueño de verdadera libertad, solamente para tener como pago la pesadilla de la opresión continua. Si el resultado final de una revolución de la clase trabajadora en los EEUU es la dominación continua de personas no-blancas por “líderes revolucionarios” de gobierno blancos del ala izquierda [supremacistas blancos], ¡entonces haremos otra revolución hasta que todos los perpetradores y sus partidarios que cualquier tipo de relación socio-política sean derrotados o muertos! Cualquiera y todos los medios son completamente justificables con el fin de evitar la derrota de nuestra revolución y la reintroducción de la supremacía blanca. No toleraremos otros 400 años de opresión; y estoy seguro que nuestros hermanos y hermanas Nativos e Hispanos no tolerarán otros 500 años de la misma mierda.

Finalmente, “una onza de prevención vale una libre de cura”; esa es la razón principal porque he decidido publicar estos, como otra humilde contribución a la auto-educación de nuestra gente. La segunda razón es, ojalá, inspirar la izquierda blanca a re-examinar sus actuales prácticas y creencias como parte de su proceso de auto-educación, asumiendo que todos ustedes de hecho practican auto-educación.

Rechacen las tradiciones de sus ancestros y aprenda de sus errores; o rechacen a sus aliados potenciales en comunidades de color. La elección es suya…

“Es un comentario sobre la naturaleza fundamentalmente racista de esta sociedad que el concepto de fortaleza de grupo para gente negra debe ser articulado, por no decir defendido. Ningún otro grupo admitiría ser dirigido por otros. Los italianos no dirigen la Liga Anti-Difamación de B’nai B’rith. Los irlandeses no están a cargo de las Sociedades de Cristóbal Colón. Aun así cuando la gente negra llaman por dirigencia-negra y organizaciones todo negras, son inmediatamente clasificadas en una categoría como el Ku Klux Klan.”

-Kwame Toure (Stokely Carmichael), Black Power; Vintage Press, 1965.

Lecturas recomendadas.

“Black Autonomy, A Newspaper of Anarchism and Black Revolution” Vol. #1, issues #1-#5; Vol. #2, issues #1-#3. 1994–1996.

Bookchin, Murray “Post-Scarcity Anarchism” Ramparts Press, 1971.

Ervin, Lorenzo Kom’boa “Anarchism and the Black Revolution and Other Essays” Monkeywrench Press, 1994

Jackson, Greg “Mythology of A White-Led ‘Vanguard’: A Critical Look at the Revolutionary Communist Party, USA” Black Autonomy staff, 1996.

Mohammed, Kimathi “Organization and Spontaneity: The Theory of the Vanguard Party and its Application to the Black Movement in the US Today” Marcus Garvey Institute, 1974.

Sakai, J. “Settlers: Mythology of the White Proletariat”

Zhenhua, Zhai “Red Flower of China” Soho Press, 1992.

Zinn, Howard “A People’s History of the United States” Harper- Perrenial, Revised 1995.

Traducido para Antihistoria por la Dra. Carolina Vergara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s